Este viernes en el frontón Jostaldi de Hondarribia se disputará la final del ‘Grand Slam de Hondarribia’, entre Goikoetxea-Irastorza y Beaskoetxea-López. La función empezará con un duelo entre el hondarribitarra Julen Basterra con Del Río y Benetrix-Mancisidor.

Por el coronavirus el aforo del Jostaldi se ve reducido a 280 localidades y ya se ha vendido la mitad de las mismas. Las entradas cuestan cinco euros y la venta anticipada es por mensaje privado en el facebook de Jai Alive.

Hoy conocemos las impresiones de los cuatro protagonistas de la final.

Iñaki Goikoetxea asegura que «en estos momentos me siento mejor que a principio de verano. Aunque físicamente estaba al 100%, sentía que me faltaba el ritmo de los partidos y ahora que ya he jugado algunos ya me siento muy bien».
A pesar del resultado favorable de la liguilla «no me siento ni yo ni Eric como favoritos. Ganamos el primer set por un poquito de suerte y el segundo sí que lo dominamos, pero en la final va a ser un partido diferente y hay que jugar. Los cuatro queremos ganar y yo creo que será un partido que el que gane tendrá que sudar bastante».
Sobre la estrategia, «muchas veces sueles llevar una estrategia pensada y según avanza el partido puedes tener que cambiar. Creo que utilizaremos una pelota un poco viva para poder atacar y tratar de sacar a los contrarios de su lugar».
De cara a la final, «me siento muy motivado y espero poder dar la mejor versión mía y con Irastorza. Llevamos muchos años que hemos jugado en contra y juntos sabemos cada uno el trabajo que tiene que hacer. Los dos tenemos la espinita de no poder ganar el Guante de Oro y a ver si podemos llevarnos la txapela en Hondarribia y poder disfrutarla».

Eric Irastorza señala que «durante el torneo me he sentido bastante bien, estoy todavía haciendo un trabajo físico para recuperar de mi operación. Jugar sin dolor es una bendición y lo disfruto al 100%».
Respecto a haber ganado en la liguilla a Beaskoetxea-López, recuerda que «fue bastante difícil. Ahora es una final y va a ser otro partido. Son dos grandes pelotaris, nos conocemos mucho. Ojalá que salga buen espectáculo».
El de Bidart asegura que «no tenemos una estrategia prefijada. Eso se decide un poco en el momento porque nos damos cuenta de algunas cosas. Lo más importante es que no les dejemos dominar y que planteemos nuestro juego».
Por último, sobre el hecho de volver a encontrarse con López, asegura que «lo mío con Imanol es una historia de mucho tiempo aunque tenemos ocho años de diferencia. Es el mejor zaguero  y siempre quieres luchar contra el mejor e intentar ganarle. Trataremos de dar un buen espectáculo pero que salgamos con la victoria con Iñaki y yo».

Diego Beaskoetxea estima que «físicamente me he encontrado bien, creo que me ha faltado ritmo de partidos pero llego en buena forma a la final» y reconoce que la pareja rival «saldrá como favorita, ya que nos ganó en la liguilla».
Para dar la vuelta a esa situación, «intentaremos sacarles pelota muerta y que no estén cómodos. La idea es dominar el tanto y acabar adelante. Será cuestión de que no estén tan cómodos como la anterior vez».
El bizkaitarra avisa que «saldré muy motivado. Son finales que me gusta jugar y donde disfruto más. Creo que saco mi mejor juego en estos días. Espero que en Hondarribia siga siendo así».

Imanol López siente que «físicamente voy a más. Después de terminar San Juan de Luz el 31 de agosto me costó retomar y entrar en ritmo pero después de tres duros partidos en Hondarribia llego como esperaba. Estoy con muchas ganas de que llegue el viernes y con más ganas de plantar cara a esa gran dupla».
El zumaiarra reconoce que «ellos son favoritos sin lugar a duda, por los apellidos que cargan, por sus excelentes carreras, por su juego y sobre todo porque veo a Eric que a pesar de su compleja recuperación ha jugado un torneo espectacular y está como un toro».
Preguntado sobre la estrategia, bromea con que «la dejaremos de sorpresa para el día del partido».
Y acerca de la rivalidad con Goikoetxea e Irastorza, señala que «he vivido unos años excelentes con y en contra de ellos. Cada vez que estoy junto a ellos en la cancha disfruto, pero a medida de que pasa el tiempo y sabiendo que cada día esto es más difícil de que se repita, saldré a disfrutar y a pelear».