Goikoetxea-Zabala vs Arbe-Etxeto: 15-5, 15-5

Erkiaga-Lekerika vs Barandika-Lopez: 15-14, 15-13

Aritz Erkiaga y Unai Lekerikabeaskoa son ya los nuevos campeones del Grand Slam de Gernika, tras derrotar en dos intensos sets a Xabier Barandika e Imanol Lopez en un repleto frontón Jai Alai. La jornada de matinée fue todo un éxito: los gernikarras no fallaron a su cita con la cesta punta y volvieron a llenar las gradas, en las que hubo un espectacular ambiente festivo.

Antes del gran enfrentamiento en el que se decidiría quién llevaría la txapela del campeonato, tuvo lugar un partido de exhibición en el que participaron Iñaki Osa Goikoetxea y Jon Zabala vistiendo el rojo, y Jokin Arbe y Nicolás Etxeto de azules. La misión de estos cuatro cestistas: animar al público y ofrecer un tentempié de lo que vendría después, cosa que hicieron de maravilla.

Sin lugar a duda, de los cuatro Goiko fue quien más supo poner su juego en valor. El público pudo disfrutar en dos cortos sets de jugadas casi perfectas del delantero zumaiarra, que aunque no se jugaba nada, no dio ni un respiro a la pareja de azul. Zabala, muy fino, acompañó a su delantero a las mil maravillas, siendo un baluarte en la zaga.

Al otro lado del marcador, el protagonista fue Etxeto, que hizo lo que pudo para resistir los embates de los colorados. Arbe, simplemente, no tuvo su mejor día. La partida no duró demasiado: Goiko y Zabala cerraron ambos sets con el marcador a 15-5. Victoria contundente.

Sin duda el público agradeció la brevedad del primer juego, pues por las presentaciones de los participantes en la final se hizo evidente a qué habían venido los gernikarras: a ver a los suyos. Xabier Barandika y Unai Lekerika jugaron en casa, y se notó. Los ánimos y cánticos de apoyo que los asistentes dedicaron a los jugadores fueron este lunes los más efusivos de todo el Grand Slam de Gernika, especialmente los dirigidos a Leke, que estuvo arropado en todo momento por su familia y amigos.

Quizás por eso el zaguero gernikarra hizo tan buen partido. Aunque pareció que cansar a Lekerika era uno de los objetivos de Barandika y Lopez, que desplegaron toda su ofensiva en la zaga de los rojos, Unai no cedió ni un milímetro. Derechazo tras derechazo, Leke devolvió todas las bolas que le cayeron, que no fueron pocas.

En el primer set los colorados, Erkiaga y Lekerika, supieron iniciar con ventaja, con un parcial de 8-4 que los azules supieron remontar sin despeinarse (8-9). La última parte del primer set fue un auténtico toma y daca, sin una clara ventaja por ninguno de los bandos, hasta el 14-14. Erkiaga fue el encargado de sentenciar la primera parte con un dos paredes impecable al que Barandika no pudo llegar (15-14).

La dinámica no cambió en exceso en el segundo set: siguió siendo un tira afloja en el marcador, con Barandika y Lopez enfocados en mermar a Lekerika. En esta parte, el cansancio dio muestras de hacer mella en ambos bandos, con algunos errores de los zagueros y de Barandika, que regaló algunos tantos por fallar saques. Pero ni siquiera con toda la ofensiva azul Lekerika dio su brazo a torcer; siguió respondiendo de forma excelente a los cañonazos de los rivales hasta el final.

Ya en el 13-9 del segundo set parecía que estaba todo hecho, que la victoria de los rojos era segura, y no. Los azules siguen presionando y empatan 13-13. Los últimos dos sets, con el público prácticamente en silencio por la tensión, fueron, ahora sí para los rojos, con un precioso tanto final de Leke, que remató con un elegante dos paredes desde la trasera del frontón que acabó escapándosele a Barandika de la cesta.

Así, el joven zaguero gernikarra consiguió su segunda txapela del Grand Slam de su Gernika natal, mientras que para el delantero ispastertarra fue su primer título en el campeonato. Un excelente cierre para el gran recorrido que la pareja ha realizado durante todo el campeonato.